Noticia ► LIGA LEB ORO

Jordi Trias, una llamada y una reflexión para volver a disfrutar

18/08/2017 Tan sincero como acostumbra en todas y cada una de sus entrevistas, el pívot Jordi Trias analiza su llegada a un ICL Manresa con el que recuperará esta temporada la ilusión de volver a luchar por los retos más ambiciosos. Sin lugar a dudas la mejor forma de prolongar una carrera en la que ha jugado un papel fundamental tanto la llamada de Román Montañez como la posterior reflexión con la que encomendarse de nuevo a un proyecto ganador.
|

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Corría el pasado mes de junio cuando Jordi Trias nos anticipaba sus primeras dudas acerca de su futuro profesional tras una dilatada experiencia en un baloncesto en el que el fantasma de la retirada comenzaba a planear ya sobre su hoja de servicios.

Por aquel entonces, el pívot catalán se encomendaba a la única posibilidad de que llegara a sus oídos un proyecto cercano a su domicilio barcelonés y que a su vez fuera capaz de ilusionar de nuevo al jugador que acababa de ejercer como MVP absoluto de la competición. La doble combinatoria de la plegaria no era sencilla pero sus deseos parecieron ser escuchados a tan sólo unos kilómetros de allí por un viejo conocido.

Así sucedió cuando el recientemente retirado Román Montañez descolgó el teléfono para ofrecerle un puesto como piedra angular de la pintura en el nuevo proyecto del ICL Manresa. Una oferta que llegó cuando aún no se conocía a ciencia cierta la categoría en la que militaría el equipo pero con la que el nuevo director deportivo del club trasladaba a Trias toda su confianza total y absoluta para poder prolongar su carrera deportiva al menos un año más.

De este modo se inició una negociación clara, directa y sobre todo sincera entre dos antiguos compañeros de vestuario en la Selección Española y dos rivales que se habían sufrido en no pocas ocasiones sobre unas pistas que estaban a punto de unirles de nuevo bajo un deseo común, el poder llevar muy pronto al conjunto manresano de vuelta a la Liga Endesa.

Con ambas firmas adornando el pertinente contrato y a tan solo 72 horas de que dé comienzo la pretemporada, el pívot más determinante de la pasada edición de la Liga LEB Oro se sincera para FEB.es en una charla de esas para leer con atención porque ilusión y ganas no le faltan a un jugador dispuesto a dar un nuevo zarpazo en la competición.

 

Trias: “Me siento muy identificado con este proyecto”

Será en la mañana del próximo lunes 21 cuando Jordi Trias se vista de nuevo de corto y se abroche una vez más las zapatillas para dar comienzo a una nueva pretemporada. Sólo el tiempo podrá decirnos si será la última de su carrera pero, mientras tanto, ese pensamiento no ronda ni un solo segundo la cabeza de un jugador que se prepara a estas horas para volver a disfrutar.  


Jordi, de plantearte la retirada a firmar por uno de los proyectos más ambiciosos de la Liga LEB Oro con tu llegada al ICL Manresa, ¿qué ha cambiado en este tiempo para que hayas recuperado la ilusión?

“Bueno, como bien sabes, este verano estuve planteándome la posibilidad de retirarme de las pistas si no llegaba una oferta que fuera realmente ilusionante para mí en el plano deportivo ya que a estas alturas de mi carrera y con una familia formada comienza a pesar lo de tener que estar alejado de casa. Desde hace años tengo una buena relación con Román Montáñez y, cuando él me llamó, me presentó la posibilidad de sumarme a un proyecto que me parecía muy interesante por diversos motivos. Por un lado, Manresa está muy cerca de mi casa lo que me iba a permitir no estar alejado de mi familia mientas que, por otro, su idea de poder ser un equipo competitivo y que opte a los principales títulos y al ascenso encajaba mucho con lo que yo buscaba para esta temporada. Después de un año muy bonito en el filial del Barça con una idea de juego diferente y en la que me he sentido muy útil, el Manresa ponía sobre mi mesa la posibilidad de poder disfrutar de nuevo de un proyecto muy competitivo así que el “sí” era casi una obligación para mí”.


Entiendo por tanto que Román Montañez ha tenido un alto porcentaje de culpa de que podamos disfrutar del MVP de la Liga LEB Oro al menos una temporada más…

“Casi, casi el 100% de la culpa es suya porque si Manresa no hubiera venido la opción de retirada era casi segura…Desde el primer día ha estado muy encima de mí y me ha demostrado que tanto él como el club confiaban mucho en lo que yo podía aportarles y eso es de agradecer. Desde la primera llamada ambos fuimos muy sinceros, él poniéndome todas las facilidades para que me incorporara al club y yo mostrándole lo que creía que podía aportar y cómo podía encajar en el club. Al final esta confianza hace que todo sea un poco más sencillo y que ambas partes tengamos claro lo que podemos esperar de esta nueva etapa”.


Veo ciertas similitudes en tu fichaje con aquel verano de 2013 en el que recalaste en el MoraBanc Andorra para liderar el doblete y llevarles de nuevo a la Liga Endesa. ¿Había ganas de poder luchar de nuevo por retos tan ambiciosos?

“Va un poco ligado a lo que te decía, si seguía un año más iba a ser por las ganas de poder competir por cosas importantes como he hecho durante toda mi carrera y como sucedió por ejemplo en aquel primer año en Andorra. Eso es una motivación importante para mí y, por eso, cuando hablé con Román, una de las cosas que le transmití es que me veía bien, con ilusión y ganas de intentarlo además de con la confianza necesaria para poder obtener los buenos resultados que requiere el proyecto. Los años van pasando y físicamente ya no soy aquel pívot del Barça de hace 10 años pero creo que me mantengo bien y que me he conservado en una buena forma como para afrontar ahora este reto”.


“No soy el mismo que hace 10 años”. Sorprende que esta frase la pronuncie un jugador que acaba de dominar la LEB Oro como MVP de la competición por segundo año en su carrera…

“Si, quizás suene un poco raro, pero después de tantos años jugando uno debe ser sincero y objetivo con su carrera. El saber entender el paso del tiempo te ayuda a la hora de readaptar tu juego y de poder ajustarlo a medida que el tiempo va pasando, eso me ayudó a que la temporada pasada fuera un buen año en el que disfruté mucho con un papel muy diferente al que pude haber tenido en cualquier otro año de mi carrera, creo que respondí bien sobre la pista y que el balance de los 34 partidos fue positivo. Eso sí, si dejamos a un lado el aspecto físico y hablamos de lectura de juego, conocimientos o experiencia ahí sí que te puedo decir que me siento mejor jugador que hace 10 años”.


Y de un FC Barcelona con los objetivos de un filial a un Básquet Manresa que, por el momento, parece haber formado una plantilla competitiva y de garantías entremezclado experiencia y juventud, ¿qué te parece el equipo que se ha construido?

“Pues me parece que encaja muy bien en la idea que me transmitió Román cuando me comprometí con el club. Por aquel entonces me habló de la construcción de un proyecto que no fuera pensando únicamente con el objetivo de poder ascender y luego comenzar de nuevo de cero si se lograba. Querían un equipo que fuera más allá de una sola temporada, un equipo que aunara experiencia y juventud con la idea de poder trazar una línea continuista y de futuro para poder pensar en un futuro. La idea era formar un equipo competitivo a través de jugadores con experiencia y un buen currículum en la categoría junto a jóvenes con mucho talento que deberán dar un paso a su lado para poder convertirse en la referencia del equipo en los próximos años. Creo que se ha hecho un buen trabajo y ahora tocará ver sobre la pista hasta dónde podemos llegar”.


Y sabiendo que será una de las ediciones más duras en la historia de la LEB Oro…

“Sin lugar a duda. Este año partimos con el hecho positivo de que los ascensos deportivos podrán consumarse en los despachos y eso debe ser un valor añadido para todos. Se está viendo que los clubes están trabajando con mucha ilusión, que se están construyendo buenas plantillas y que los jugadores afrontan este año con una mentalidad mucho más positiva. Creo que todos tenemos claro que va a ser una liga muy dura y competida en la que objetivos como el ascenso se van a vender más caros que nunca”.


¿Cuál va a ser el consejo de veterano de Jordi Trias a los jugadores más jóvenes en el primer entrenamiento del próximo lunes?

“Principalmente que tenemos que lograr algo muy complicado pero clave en esta liga como es el acompañar a nuestra rutina de trabajo diario de una regularidad en los resultados. Tenemos un equipo de buenos jugadores y eso nos puede ayudar a estar arriba pero si queremos lograr esa chispa diferencial y llegar a optar a algo más tendremos que marcar una buena línea de trabajo. Todo ello en función de lo que Aleix Duran nos pida y, a partir de ahí, intentar vencer a los diferentes altibajos que se van dando durante las temporadas a base de trabajo diario porque esa es la única clave para poder luchar por el ascenso en la Liga LEB Oro”.


Ya que hablamos de ascenso, ¿te imaginas a un Jordi Trías de nuevo en la Liga Endesa junto a este ICL Manresa?

“Antes te hablaba de la sinceridad que había querido tener con el club y también es aplicable a esto porque, en un principio, ellos me ofrecieron un contrato de dos años que así me lo hubiera asegurado en caso de ascenso pero preferí afrontar las cosas de otro modo. Preferí ir año a año, ver qué sucede esta temporada y, si conseguimos el reto del ascenso, por supuesto que me encantaría poder seguir con el club en ACB pero no sin antes sentarme a valorar cómo ha sido la temporada y qué podría llegar a aportar al club en la siguiente. Si llega ese momento y ambas partes estamos convencidos, no tengas duda de que continuaremos pero… ¡verano a verano!”.


¿Y qué mensaje le lanza Jordi Trías a las gradas del Nou Congost?

“En primer lugar, que tienen que ver este descenso como una oportunidad. Este club no vive año a año sino que tiene un proyecto y una línea muy marcada con mucha gente trabajando desde atrás. Hay ambición por volver a subir desde el trabajo y la lucha que se va a poner en una temporada que tenemos que entender como un paso atrás para coger impulso. Sabemos que un ascenso es un reto muy complicado pero para el que no va a faltar ni un ápice de trabajo para volver a intentarlo y, en ese sentido, la afición debe jugar un papel fundamental. El club nos está transmitiendo mucha ilusión y ahora somos nosotros los que debemos tomar el testigo para ir dando pasitos sobre la pista”.  

 

Estadísticas de la temporada 2016/17 - Jordi Trías:

Partidos jugados: 34
Minutos: 30,12 p.p.
Puntos: 11,9 p.p.
Rebotes: 10,2 p.p.
Asistencias: 3,1 p.p.
Recuperaciones: 0,7 p.p.
Tapones: 0,8 p.p.
Faltas recibidas: 3,4 p.p.
Valoración: 20,5 p.p.



Quinteto ideal y galardones de la temporada:

3 Quintetos ideales à J.2 / J.9 / J.28 /

5 MVPs à J.21 / J.26 / C-J.5 / S-J.2 / S-J.5 /

- MVP absoluto de la temporada 2016/17



Trayectoria deportiva - Jordi Trias:

Cat. Inferiores: C.E. Maristes y Sant Josep Girona
1998/99: Adepaf Figueres (2ª División)
1999/00: 
Casademont Girona (Liga Endesa)
2001/02: 
Etosa Murcia (LEB Oro) 
2002/04: 
Casademont Girona (Liga Endesa)
2004/10: 
FC Barcelona (Liga Endesa)
2010/12: Fiatc Joventut (Liga Endesa)
 
2013/14: 
River Andorra MoraBanc (LEB Oro) 
2014/15: 
MoraBanc Andorra (Liga Endesa) 
2015/16: 
Valencia Basket (Liga Endesa) 
2016/17: 
FC Barcelona Lassa B (LEB Oro)
2017/18: ICL Manresa (LEB Oro)

Jordi Trias llega a Manresa (Foto: BM)
  • + Leídas
  • + Recientes
  • Autonómicas