Noticia ► LIGA LEB ORO

Miquel Feliu y la ecuación de las 400 noches y sus venideras

1/18/2017 Será en la noche del próximo lunes cuando el alero Miquel Feliu alcance los 400 partidos en la Liga LEB Oro convirtiéndose de este modo en el jugador más joven en alcanzar esta cifra. Apenas 31 años que insertados en la ecuación del baloncesto auguran aún un largo recorrido para todo un líder de carácter sobre unas pistas en las que acumula un título de copa y tres ascensos a la Liga Endesa.
|

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Prácticamente en el mismo momento en el que el autobús del Actel Força Lleida ingrese en el parking del Palacio de los Deportes de Huesca el nombre de Miquel Feliu comenzará a ejercer como protagonista de una noche de viernes en la que el alero catalán cumplirá nada más y nada menos que 400 partidos en la Liga LEB Oro.

Una cifra avalada por 12 temporadas de experiencia en una competición a la que llegó en la campaña 2005/06 de la mano del técnico Mateo Rubio y en la que nunca antes ningún otro jugador pudo celebrar su cuarto centenario recién superada la barrera de los 30. De este modo, Feliu asaltará la octava plaza de un ranking histórico en el que le preceden tan solo cuatro jugadores en activo y en el que la matemática dice se colocará a tan sólo 88 partidos de un récord histórico alimentado semana tras semana por el incombustible Jorge García.  

Sin lugar a duda la ocasión idónea para analizar de su mano toda una vida en una LEB Oro a la que ha dedicado pasión, entrega y sacrificio.


Feliu: “Estoy satisfecho de mi carrera en una liga tan exigente”

Quién le iba a decir a un jovencísimo Miquel Feliu allá por la temporada 2005/06 que la competición en la que acababa de debutar iba a terminar por convertirse en el epicentro de su carrera.  Una LEB Oro en la que alcanzará el viernes los 400 partidos y en la que comienza a costar aquello de echar la vista atrás para tirar de recuerdos.

Eso sí, sus escasos 31 años son sin duda su mejor aliado a la hora de repasar lo que ha sido su paso por una competición en la que casi sin darse cuenta ha adquirido galones de histórico: “Lo cierto es que no había sido del todo consciente del número de partidos que llevaba en la competición hasta que a comienzos de temporada vi en el ranking que me quedaban unos pocos para poder alcanzar los 400. Es en ese momento cuando echas la vista atrás y te das cuenta de todas las experiencias vividas, de todo por lo que has pasado en estos 12 años y de los buenos momentos que has ido acumulando en tu trayectoria. Sin lugar a duda es algo que me hace sentirme sumamente satisfecho porque, aunque la LEB Oro ha cambiado mucho desde que yo llegué, sigue siendo una liga muy dura y exigente en la que es sumamente complicado mantenerse”.

De este modo, su nombre ingresará en un hall of fame en el que figuran ya los hombres de históricos como unos Jorge García, Julio González o Iker Urreizti a los que alcanzará en centenarios con su partido 400, todo un orgullo para un Miquel satisfecho con el trabajo realizado: “Nunca he sido un jugador de fijarme en estadísticas o récords individuales pero cuando le echo un ojo a esa tabla de jugadores con más partidos y veo mi nombre entre los de algunos de los históricos de la competición me siento sumamente orgulloso de lo conseguido. Durante mucho tiempo he admirado su trabajo viéndoles como referentes de una Liga en la que, pese al paso de los años, han sido capaces de mantener un excelente nivel. El verme ahora en ese selecto grupo hace que valore aún mucho más el trabajo de todos estos años y cada uno de los partidos que me han permitido llegar hasta aquí”.


LEB Oro: Rédord histórico de partidos
Ranking Jugador Partidos
1 Jorge García Navea *  488
2 Julio González Sánchez 473
3 Alejandro Alba Almendros 449
4 Urko Otegui Esnaloa * 444
5 Iker Urreizti Aldalur 439
6 Pedro Rivero del Caz * 436
7 Alberto Ruiz de Galarreta * 408
8 Miquel Feliu Badal * 399
9 Juan José Bernabé Pascual 395
10 Manuel Gómez Cagiao 386

 

* Jugadores en activo en Liga LEB Oro


Pero… ¿recordará el protagonista de esta historia su primer día en la oficina?: “Lo recuerdo perfectamente y con mucho detalle. Fue a domicilio contra el Aguas de Calpe de Paco Olmos, un auténtico equipazo en el que había jugadores de la talla de Diego Ciorciari, Maluenda o Lucho Fernández. Por aquel entonces yo tenía apenas 20 años y conocía a muy pocos de ellos pero cuando salté a la cancha y tuve que defender a Michael Haynes entendí la dureza de esta competición porque me las metió de todos los colores (estadística). Fue un año de mucho aprendizaje y en el que aprendí que desde el jugador más joven hasta el más veterano podían ponerte en problemas tal y como pude comprobar en un partido ante Cantabria Lobos en el que José Antonio Ferrer nos enchufó una tras otra. Desde ese día no hay un solo partido en el que no sienta un gran respeto por cada uno de mis rivales”.

Un encuentro con el que inaugurar una hoja de servicios en la que, sin embargo, focaliza su noche de mayor apogeo en el mes de mayo de 2015. Concretamente en el día en el que el Barris Nord se convirtió en el escenario de su tercer ascenso a la Liga Endesa: “Sin lugar a duda te diría que el día más feliz fue aquel en el que logramos el ascenso con el Ford Burgos a la Liga Endesa. Hasta ese año había estado siempre en proyectos importantes con equipos que peleaban por estar arriba, en equipos que habían logrado ascensos y títulos de Copa pero nunca con el protagonismo que me entregó ese año Andreu Casadevall. Durante todo el curso me demostró una gran confianza en mi juego y me permitió que desarrollara una de mis mejores temporadas por lo que fue sin duda un año muy especial”.


Pensamientos de futuro en un horizonte aún lejano:

Pero… ¿Qué hubiera pasado si el equipo burgalés hubiera podido dar el salto a la máxima competición nacional en el año del ascenso? ¿Hubiera sido esa la gran oportunidad que Miquel Feliu había demandado con fuerza sobre la cancha? ¿El día en el que su camino y el de la LEB Oro se hubieran separado de manera definitiva?

Lamentablemente el tiempo no despejará una duda que, sin embargo, hace tiempo desapareció de la cabeza de un jugador satisfecho con el devenir de su carrera: “Si te soy sincero hubo momentos a lo largo de mi carrera en los que me sentí preparado para poder dar el salto como pudo ser después de aquel primer año en Lleida con Ricard Casas pero cuando he tenido la oportunidad de hacerlo las circunstancias en las que se podía haber producido no eran del todo favorables. Se ha dado la posibilidad pero no con las garantías suficientes de poder disponer de las oportunidades y los minutos necesarios y, sin eso, todos sabemos lo complicado que podría resultar el poder fichar de nuevo al año siguiente. Desde que llegué a la LEB Oro entendí que para que se produjera ese salto tenían que darse las circunstancias idóneas y que, si estas no llegaban, lo mejor era continuar en una competición en la que resulta sumamente complicado mantenerse durante tantos años a un buen nivel”.

Y pese a su relativa juventud, las inquietudes de este estudiante de psicología le llevan a merodear ya pensamientos de “adulto” de cara a un futuro que comienza a plantearse cada año más a fondo: “Inevitablemente el tiempo pasa para todos y aunque creo que aún pueden quedar unos cuantos años por delante el día a día me demuestra que cada vez va costando más recuperarse. Al final de cada temporada haces balance de cómo ha ido el año y evalúas en qué momento te encuentras y, aunque por ahora me siento bien, si algo tengo claro es que no voy a ser un jugador que se arrastre por las pistas con tal de lograr determinados números o récords. El día que sienta que no puedo mantener el nivel de exigencia que a mí me gustaría o simplemente en el momento que ya no disfrute jugando habrá llegado el momento de retirarme pero, como digo, espero que sea un momento lejano y hasta entonces poder estar donde se me quiera y donde crean que puedo ser útil”.

Para ello, Miquel conoce el mejor espejo posible en el que mirarse, el de un Urko Otegui con el que compartió vestuario y que ha sabido sacar provecho a una dilatada carrera en la competición: “Aunque mi reto más importante suele ser siempre el inmediatamente siguiente llega un momento en el que es inevitable pensar un poco más allá. En Palencia coincidí con un jugador como Urko Otegui en el que me fijaba mucho y que creo que puede ser un buen ejemplo a seguir. Él siempre se ha cuidado mucho y de ese modo ha logrado alcanzar los 35 años en un estado de forma envidiable que le está permitiendo ser un referente de la competición temporada tras temporada. Siguiendo ese camino se puede llegar a disfrutar mucho del baloncesto y ese será mi objetivo a largo plazo”.

Pero, mientras llega, aún queda Miquel Feliu para rato… ¡Próxima parada, los 500 partidos!



Estadísticas temporada 2016/17 - Miquel Feliu:

Ficha completa
Partidos jugados: 20
Minutos: 22,11 p.p.
Puntos: 10 p.p.
Rebotes: 3,5 p.p.
Asistencias: 1 p.p.
Recuperaciones: 0,6 p.p.
Tapones: 0,1 p.p.
Faltas recibidas: 1,4 p.p.
Valoración: 9,6 p.p.



Trayectoria deportiva - Miquel Feliu:

Categorías Inferiores: Unió Manresana
2001/02:
 Unió Manresana (Junior)
2002/03:
 Ricoh Manresa (Liga Endesa)
2003/04: CB Olesa (Liga EBA)

2004/05:
 Ricoh Manresa (Liga Endesa)
2004/05: CB L´Hospitalet (LEB Plata)
2005/06: CB L´Hospitalet (LEB Oro)
2006/07: Ricoh Manresa (LEB Oro)
2007/08: Palma Aqua Mágica (LEB Oro)
2008/09: CB Vic (LEB Oro)
2009/10: CB Sant Josep Girona (LEB Oro)
2010/11: Blisens Monbus Obradoiro (LEB Oro)
2011/12: Lleida Básquetbol (LEB Oro)
2012/13: Actel Força Lleida (LEB Oro) 
2013/14: Quesos Cerrato Palencia (LEB Oro) 
2014/15: Ford Burgos (LEB Oro)
 
2015/16: Palma Air Europa (LEB Oro)

2016/17: Actel Força Lleida (LEB Oro)

Miquel Feliu celebra sus 400 (Foto: Javi Enjuanes)
  • + Leídas
  • + Recientes
  • Autonómicas