Noticia ► 366 HISTORIAS

Magic-Bird: “la” final de la NCAA (1979)

3/26/2016 Los Spartans de Michigan State contra los Sycamores de Indiana State. No: Earving “Magic” Johnson frente a Larry Bird. Final histórica de la NCAA, el 26 de marzo de 1979, en Salt Lake City (Utah), entre los dos jugadores que en el decenio siguiente marcarían una época en la NBA, revitalizándola tras unos años de muchos problemas e impulsándola a unos niveles de popularidad, en EE.UU. y en el mundo entero, desconocidos hasta entonces.
|
JUAN ANTONIO CASANOVA

La elección de un centro universitario por parte de aquellas dos grandes estrellas guarda un claro paralelismo. Ambos tenían dónde escoger. “Magic”, apodo que le puso un periodista en su época de instituto, estuvo a punto de ir a la de Michigan, más grande y mejor académica y deportivamente, pero se inclinó por Michigan State porque estaba al lado de su casa. Y a casa volvió Bird, porque se añoraba en la Indiana de Bobby Knight.

Eran sin duda los dos mejores jugadores de la NCAA. Uno como base de segundo año y el otro de alero o incluso pívot en su última temporada universitaria, compartían su sentido colectivo del juego, su habilidad para el pase y su capacidad anotadora.

Ambos acreditaron todas sus virtudes en las semifinales. Si Michigan St. arrasó a Pennsylvania (101-67) con 29 puntos (9/10 tiros en juego y 11/12 tiros libres), 10 rebotes y 10 asistencias de “Magic”, Bird fue decisivo, con 35 puntos (16/19 y 3/4), 16 rebotes y 9 asistencias, en la apurada victoria de Indiana St. sobre DePaul (76-74). Pero en la final, a la que su equipo llegaba imbatido (33-0), no pudo hacer nada parecido. Se quedó en 19 puntos y 13 rebotes, los topes de su conjunto, cifras que no estaban mal en sí mismas, pero sí su 7/21 en tiros en juego.

Demasiados fallos para tener opciones. Y cuando pudo soñar, al reducir de 16 a 6 puntos la desventaja, el entrenador de los Spartans ordenó a “Magic” que asumiera toda la responsabilidad. El base no falló (24 puntos, 7 rebotes) y su equipo ganó por 75-64, con él como MVP del torneo.
Para ambos era el último partido antes de entrar en la NBA. “Magic” fue ese año el número 1 del “draft”, escogido por los Lakers. Bird, que al consumarse la derrota se fue al banquillo, se tapó con una toalla y se echó a llorar, ya había sido elegido por los Celtics en el número 6 el año anterior. Buenos amigos, Larry fue el primero en llamar a Earvin cuando en 1991 anunció que tenía el virus del sida.
Magic-Bird en “la” final de la NCAA
  • + Leídas
  • + Recientes
  • Autonómicas