Noticia ► 366 HISTORIAS - ENERO 14

Los 99 puntos de Korac (1965)

1/14/2016 En la historia del baloncesto abundan las anotaciones individuales estridentes. Pero muchas de ellas hay que ponerlas en tela de juicio, no sólo por la justificada sospecha de que mediaron acuerdos con compañeros e incluso rivales, sino por la irrelevancia de los torneos en que se consiguieron, cuando no en simples partidillos entre amigos. No es el caso, por supuesto, de los 100 puntos de Wilt Chamberlain (ver 2/III). Ni de los 99 de Radivoj Korac, que eran y son el récord en una competición europea.
|
JUAN ANTONIO CASANOVA

El yugoslavo “Zucko” (rubio) Korac, que murió con sólo 30 años en un accidente de tráfico (ver 2/VI), fue uno de los mejores jugadores europeos de su época, dotado de una gran potencia física (llegó a superar el 1,99 m en salto de altura, tres centímetros más que su propia estatura) que le permitía desenvolverse como alero y como ala pívot e incluso realizar mates, algo muy poco habitual entonces, y una enorme capacidad anotadora. Enamorado de sus condiciones cuando le vio jugar por primera vez, con 16 años, Boris Stankovic, que entrenaba al OKK Belgrado, consiguió acortar su servicio militar para poderle fichar. En su debut con el primer equipo, con 17 años, marcó 22 puntos.

Pero centrémonos ahora en aquel inolvidable 14 de enero de 1965, día en que el OKK recibía en Belgrado –ante 3.000 espectadores, en una pista montada en el centro de convenciones, pues la ciudad carecía entonces de un pabellón con tanta capacidad (hoy tiene uno para 23.000)- al Alvik de Estocolmo en los octavos de final de la Copa de Europa. Ganó por un tremendo 155-57.

Korac, que abrió la cuenta con dos tiros libres lanzados con su peculiar estilo de cuchara (el mismo que utilizaba Bob Burgess, pívot estadounidense que acompañó a Clifford Luyk en el Real Madrid), llevaba 34 puntos en el descanso, más de la mitad del total de su equipo, que dominaba entonces por 60-17. La exhibición vino después, con todo el equipo jugando para él. “Gracias, compañeros”, dijo al acabar. Especialmente Miodrag “Sija” Nikolic, como subraya el periodista serbio Vladimir Stankovic, pese a lo cual él mismo anotó 32 puntos.

No crean que Korac engordó su tanteo con muchos tiros libres. Sólo fueron 11, de 14 intentos, lo cual significa, ya que entonces no existían los triples, que consiguió nada menos que 44 canastas en juego. Lo que no se sabe es cuántos lanzamientos falló.

 

▼ Noticias Relacionadas

  • + Leídas
  • + Recientes
  • Autonómicas