Noticia ►

RICKY: “Las ganas de jugar son una píldora contra el dolor”

9/11/2012 José Luis Martínez, redactor del diario Marca, entrevista a Ricky Rubio, el base internacional de los Wolves que viajó ayer a Minneapolis para seguir su recuperación de su rodilla.
|
JOSÉ LUIS MARTÍNEZ/MARCA

El 9 de marzo Ricky Rubio se hizo cisco el ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. Seis meses después, tras un doloroso inicio de rehabilitación, el sufrimiento empieza a remitir: “Llega el momento clave: empezar a correr”, avisa. Cuando Ricky habla, conviene escucharle con atención: “Quiero ser yo otra vez”, dice.

Richard Steadman, el cirujano que le operó, dijo en la última revisión que su rodilla está incluso mejor de lo esperado. ¿Cómo se encuentra?
Sí, me siento mejor cada día, lo que pasa es que ahora llega un momento clave, que es empezar a correr. Es cuando se va a saber realmente
si la operación ha ido bien y voy a poder empezar antes o no. Si se hincha la rodilla, hay que descansar un poco. Veremos cómo va.

¿Ya estará como loco por darse una carrerita?
Me voy para Minneapolis para empezar a correr. Es la fase más importante. Después de estar seis meses parado puedes empezar a sentirte un poco más jugador, más cerca de ser lo que eras. Nunca había estado tanto tiempo sin correr.

Se le ve con confianza, es usted un tipo optimista por naturaleza.
Sí, tengo mucha confianza en mí mismo, aunque siempre hay un poco de miedo después de haber estado tanto tiempo parado. He trabajado muchísimo y me he esforzado para que todo salga bien y la rodilla vuelva a ser lo que era.

Rick Adelman, su entrenador, pronostica que volverá a jugar entre noviembre y diciembre.
Ojalá pueda volver en noviembre, pero los médicos en principio han fijado diciembre como el mes del regreso. Soy el primero que firmo volver
en noviembre, pero sé que si vuelvo antes de que deba hacerlo puede ser negativo. Son los médicos los que me paran un poco. Hay que ser
prudentes, siempre es mejor perderte unos cuantos partidos que a lo mejor, al final, van a alargar tu carrera un par de temporadas más.

El preparador físico de los Wolves, Gregg Farnam, dice que usted es uno de los mejores pacientes que ha tratado. ¿Tan bien se porta?
Sé que todo lo que me piden es por mi bien, así que intento siempre trabajar al máximo, porque soy yo el que me quiero recuperar y el que quiero
ser yo mismo otra vez. Hago lo que me dicen, e incluso aveces hago más de lo que me piden y me tienen que parar. Es porque tengo muchas ganas de volver y estoy intentando que sea una recuperación perfecta.

Imagino que si es tan buen paciente se quejará poco.
Hay dolor, pero me quejo poco, porque igual si te quejas hay que parar más y retrasas un poco la recuperación.

Se van a cumplir seis meses desde que se lesionó. La sensación desde fuera es que han pasado volando, pero imagino que para usted habrán
sido eternos.

Para mí se me han pasado lentos, sobre todo viendo los partidos del final de temporada regular de la NBA o los Juegos Olímpicos notas que
estás fuera desde hace mucho tiempo. Creo que me ha venido bien poder venir a Barcelona para hacer la mitad de la recuperación aquí y poder desconectar un poco, y en ese sentido estar con la familia siempre ayuda. Pero aun así se ha pasado lento, porque son muchos meses sin poder correr.

¿Qué momentos de estos seis meses han sido los más duros?
Sobre todo los del primer mes, cuando los dolores eran más fuertes porque tenía que empezar a flexionar la pierna. Al principio la doblaba
muy poco, teníamos que romper un poco los tejidos, y eso era a base de ver hasta dónde podía aguantar el dolor. Eso es duro, porque tú quieres
aguantar lo máximo, pero llegas a un punto en el que no puedes más. Es duro, son muchos días y algunos de ellos en sesiones de mañana y tarde. Me decía a mí mismo: “Voy otra vez allí a sufrir”.

¿Qué duele más, la rodilla o no haber podido disputar los Juegos Olímpicos?
Lo de la recuperación de la rodilla es duro físicamente y lo de ver a tus compañeros de los Wolves o de la selección jugar es duro mentalmente.
No sé qué es más duro, si el dolor físico o el mental. Verles disfrutar cuando ganaron la medalla y no poder estar ahí para celebrarlo con ellos fue muy duro. Es una experiencia más que te ayuda a valorar más cuando tú estás ahí.

¿Con usted España hubiese tenido más opciones de ganar a Estados Unidos?
No creo, aunque nunca se sabe. Mis compañeros hicieron un gran papel y sería difícil mejorarlo. Al principio las cosas fueron un poco regular,
pero al final los Juegos acabaron como queríamos. Podíamos haber ganado, y aunque no lo hicimos, seguro que ahora nos respetan más.

¿Cómo está viendo la reestructuración de los Wolves desde fuera?
Se está trabajando muy bien, hemos hecho una plantilla en la que se mezcla la veteranía con la juventud que ya teníamos y eso hará que podamos crecer aún más como equipo. El año pasado hicimos un buen papel y este año vamos a intentar seguir esa línea ascendente que llevamos.

¿La llegada de Shved, aunque es un escolta, puede acabar quitándole minutos en la posición de base?
No lo sé, pero creo que va a jugar más de escolta, que es de lo que lo hacía en el CSKA. Ya veremos cómo evoluciona todo y a ver cuántos minutos puedo jugar cuando reaparezca.

Kirilenko, por sus características, puede sacar petróleo de un base como usted.
Es un jugador que no necesita mucho el balón, pero que suma mucho para el equipo. Rebotea y defiende muy bien, como prueba que haya estado algún año en el quinteto defensivo de la NBA, y eso nos va ayudar a crecer mucho desde la defensa, que fue un poco nuestro punto débil el año pasado. Después, a nivel ofensivo, ya sabemos todos la calidad que tiene, Ha estado 10 años en la NBA y la pasada campaña fue MVP en Europa. Eso son palabrasmayores.

¿No le sorprende u npoco el fichaje de Brandon Roy, con graves problemas en las rodillas que le obligaron a retirarse tras pasar por el quirófano hasta seis veces?
Si consigue estar al 70% de  lo que rendía cuando era un All Star a mí ya me sirve, tendremos que ver cómo está físicamente. Es una apuesta arriesgada, pero que puede salir bien. Ha estado un año parado, pero las ganas de jugar al baloncesto pueden más que otra cosa. Me dicen que se ha esforzado muchísimo para intentar volver al nivel que estaba.

¿La vuelta de Roy es una de las noticias que animan a alguien en su situación?
Es otro ejemplo. Aunque físicamente no esté al cien por cien, las ganas de jugar al baloncesto hacen que ese dolor que sigues teniendo desaparezca. Son como una píldora contra el dolor.

¿Asustan los Lakers con Kobe, Pau, Howard y Nash?
Ya asustaban antes, así que imagínate ahora. Nosotros no les pudimos ganar la pasada temporada y ésta parece que nos va a resultarmás difícil
todavía. Han hecho un equipazo, si ya eran uno de los favoritos para ganar el anillo, creo que ahora lo son más. Será bonito verles jugar juntos,
con un base como Nash, que es uno de mis ídolos, y ver cómo juegan con tanta estrella.

Jugar cara a cara contra Jason Kidd [39 años] Steve Nash[38] o Derek Fisher [38], que casi doblan su edad, debe infundir mucho respeto.
Es un sueño hecho realidad poder jugar ante jugadores a los que tienes como ídolos. Poder defenderles te ayuda a aprender mucho más. El año
pasado verles jugar y enfrentarte a ellos fue un clinic diario para mí. Esto te ayuda a aprender mucho,aunque desde el respeto, siempre intento
ganarles la partida. Los tengo como ídolos, pero si les tengo que hacer una falta, se la hago.

Víctor Claver está emocionado con su salto a la NBA de la mano de los Blazers.
Como para no estarlo, porque es una aventura muy bonita. Hablé con él y está muy contento. Le pueden salir muy bien las cosas. Antes era muy
difícil que te diesen minutos cuando llegabas de Europa, pero los últimos años nos hemos ganado ese respeto. Hace 10 años el europeo que llegaba a la NBA era carne de banquillo. Si le dan minutos puede adaptarse a un juego que le va a venir muy bien.

Quien seguro que va a ser su nuevo compañero de viaje los próximos años es Adidas. ¿Para cuándo el anuncio oficial del compromiso?
Estamos ultimando el acuerdo y a punto de firmarlo. Por lo visto, en agosto estaba todo el mundo de vacaciones. Cuando yo estaba de
vacaciones ellos estaban trabajando y ahora que he vuelto, son ellos los que están de vacaciones. No hay prisa.

Publicidad
  • + Leídas
  • + Recientes
  • Autonómicas