Noticia ►

Como hace cuatro años… en Saitama

9/3/2010 3 de septiembre de 2006. Saitama (Japón). España vencía a Grecia en una final histórica que nos proclamaba, por primera vez, campeones del mundo. El destino, siempre caprichoso, ha querido que este aniversario se produzca un día antes del nuevo cruce entre españoles y helenos.
|
LAS MULETAS DE PAU El 3 de septiembre de 2006 comenzó con Pau Gasol levantándose de la cama con ayuda de unas muletas. El reverso del mayor de los Gasol ante Fabrizio Oberto en las semis dio con el de Sant Boi en el suelo. Llegó a tirar los dos tiros libres pero tuvo que retirarse al banquillo. Lo que nadie quería se certificó: el mejor jugador del Mundial no podría disputar la final. “Todos somos Pau” escribieron en la camiseta de entrenamiento los jugadores españoles. EL VERDUGO DE USA En el lado contrario, Grecia era portada de los periódicos de medio mundo tras su exhibición ante Estados Unidos. Schortsanitis se había merendado a los poderosos pívots americanos y los de Iannakis era favoritos al oro. EL PARTIDO PERFECTO Sin Pau en pista, y tras la tensión de la semifinal ante Argentina y el triple que nunca entró de Nocioni, la final fue uno de los choques más plácidos del campeonato. España ganaba de +6 al final del primer cuarto, de +20 al descanso, para terminar con ese resultado de 47-70. La defensa de España fue de tal intensidad que los 47 puntos de los griegos fueron récord negativo en una final del Mundial. UN PASO AL FRENTE Todos parecían Pau. Garbajosa se fue a los 20 puntos y 10 rebotes. Carlos Jiménez, a lo suyo, 11 rebotes; Juan Carlos Navarro, 20 puntos con 3 triples. Felipe Reyes, 10 puntos en 9 minutos… y Marc, el invitado sorpresa. HA NACIDO UNA ESTRELLA “La próxima vez, que juegue Pau” afirmó Iannakis tras el choque. Sin Pau, fue el debut al máximo nivel internacional del otro Gasol, Marc. Con las estadísticas en la mano parece que hizo un partido solamente correcto (2 puntos y 7 rebotes en 17 minutos), pero si se miran también las de Schortsanitis (2 puntos, 0 rebotes, 4 pérdidas y 3 faltas), se puede vislumbrar lo importante que fue la defensa de Marc en esa final. El pívot heleno, que venía de hacer un partidazo ante Chris Boss y Dwight Howard, no pudo con “la tanqueta”. CAMPEÓN DE CAMPEONES España fue recorriendo el cuadro de eliminatorias de este Mundial venciendo a los últimos campeones. En octavos al campeón del Mundo (Serbia), en cuartos al penúltimo campeón de Europa (Lituania), en semis el campeón olímpico (Argentina) y en la final al campeón de Europa (Grecia). LO QUE DIJO LA PRENSA Las portadas de la prensa se llenaron de baloncesto. Reproducimos algunas de las más destacadas: “España es campeón del mundo. Cuesta hasta escribirlo" (Juanma Iturriaga, EL PAÍS) “El basket español ha llegado a lo más alto del mundo" (Santi Nolla, EL MUNDO DEPORTIVO) “Papalukas, Spanoulis y Diamantidis habrían encontrado más huecos para tirar en el metro de Tokio en hora punta” (Tomás Roncero, AS) “El triunfo de Japón no es fruto de la casualidad. Ni mucho menos” (Nino Buscató, EL PERIODICO) “Los aficionados veteranos tenemos que pellizcarnos para creernos tanta felicidad” (Vicente Salaner, EL MUNDO) “Gracias por vuestro baloncesto. Gracias por ser tan grandes” (Emiliano Rodríguez, AS) “Algo muy grande está sucediendo. Algo muy grande y muy hermoso” (Paco Torres, GIGANTES) “Reyes y Marc hicieron de Pau y la final no tuvo color” (Manu Moreno, SPORT) “Hijo, yo viví el oro de Japón" (MARCA)
  • + Leídas
  • + Recientes
  • Autonómicas