Noticia ► LIGA LEB ORO

Y Quesos Cerrato Palencia rozó la excelencia… ¡Una vez más!

6/19/2017 Podría parecer a simple vista que la temporada del Quesos Cerrato Palencia ha sido una más pero… ¡ni mucho menos! Acostumbrados durante los últimos cuatro cursos a inscribir su nombre en las diferentes finales de la competición, los integrantes del conjunto palentino se quedaron este año a 40 minutos de la que hubiera sido su cuarta final copera así como a las puertas de un nuevo ascenso.
|

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Ha transcurrido poco más de una semana desde que Jorge García y Álex López cortaran las redes de la cancha de Villamuriel de Cerrato para poner el punto y final a una nueva campaña en la Liga LEB Oro. Una imagen que dio paso a unos días en los que el conjunto burgalés se ha convertido en el centro de todas las miradas, en el protagonista del foco informativo y, sobre todo, en el epicentro de un baloncesto en el que tan sólo la hazaña liguera del Valencia Basket pudo apartarles de la primera plana.

Pero mientras en la capital burgalesa disfrutaban de las mieles del triunfo, a algo menos de 100 kilómetros de allí, los integrantes del Quesos Cerrato Palencia asumían poco a poco el trago amargo que había supuesto el perder con claridad una final en la que sus vecinos burgaleses simplemente fueron superiores (3-0).

Eso sí, es el paso de los días el que está ayudando a entender a directivos, jugadores y aficionados que esta no ha sido una temporada más. Y si no que se lo digan a un cuerpo técnico que ha tenido este año en sus manos uno de los retos más complicados que puede existir en el deporte: El tener que ganar de nuevo después de haberlo ganado todo.

Una misión que Sergio García y Tino Ugidos han transmitido durante toda la temporada a una plantilla liderada como de costumbre por el incombustible Urko Otegui y para la que pareció no haber imposibles. Finalistas de la Copa Castilla y León, a un solo triunfo de la clasificación para la que hubiera sido su cuarta Copa Princesa y finalistas de los Playoffs por el ascenso, en Palencia han demostrado esta temporada la mentalidad ganadora de un equipo construido para ganar.  


Urko Otegui: “Es complicado repetir en una liga tan exigente”

Ha cumplido este año su quinta campaña consecutiva como capitán del Quesos Cerrato Palencia y, como cada temporada, Urko Otegui suele ser el último de los “foráneos” de la plantilla en abandonar una ciudad que sigue dándole estos días vueltas al desenlace de una temporada que no terminó como a ellos les hubiera gustado.

Un año en el que el siempre complicado reto de poder igualar la excelencia terminó por diluirse a las puertas del éxito y que su capitán repasaba estos días para los compañeros de El Norte de Castilla en una amplia entrevista.

Con el sinsabor de la derrota aún muy presente pero con el tiempo más que suficiente para poder poner en valor la temporada, Urko hacía un balance positivo del camino recorrido en un exigente año: “No era un año sencillo porque, después de venir de hacer un doblete histórico, todo el mundo se queda con ello y quiere repetir y es muy complicado porque hemos competido en la liga más regular de toda la historia. La clave ha estado en que no hemos sido lo regulares que hubiéramos debido ser, como el año pasado. No hemos sabido encadenar rachas de cinco o seis victorias seguidas que nos habría dado más confianza, nos hubiera hecho estar más arriba y nos habría dado más tranquilidad. Creo que el ser irregulares nos ha impedido optar de una manera clara al campeonato o a la clasificación de la Copa Princesa”.

Un curso en el que cerca estuvieron de poder repetir éxito con su clasificación para una final en la que, en esta ocasión, salió cruz: “El equipo se repuso a todo esto en Playoffs, se soltó, supimos competir como no lo habíamos sabido hacer en la liga regular, y la clasificación a la final hay que valorarla como un éxito. Eso sí, la final es la espina clavada que se nos queda y el sabor agridulce, porque el juego demostrado no refleja el resultado final de 3-0. Creo que no fueron tan superiores como dice el marcador, no ganar el primer partido por cómo se produjo nos dejó un poco tocados, aunque luego el equipo hizo el esfuerzo de volver a entrar en la serie pero no pudo ser”.

Pese a ello, el capitán no duda a la hora de resaltar lo logrado en una campaña para la que tiene muy clara la nota del equipo: “Quizá en la liga regular no nos merezcamos el notable. Quedar quintos y a falta de varias jornadas no tener opciones a ganar la liga pues deja un sabor amargo, pero nos hemos sobrepuesto y hemos hecho un gran Playoff. Nos hemos levantado en una serie durísima contra Coruña, que estábamos contra las cuerdas en el cuarto partido y lo sacamos, vinimos a Palencia y vencimos. Ganar en casa ese partido e ir a Oviedo a los tres días e imponernos allí en el primer encuentro fue muy importante. La lástima fue no ganar el primer partido en Burgos. El Playoff no ha sido excelente porque excelente significaría ascender, pero sí que le pondría un notable muy alto”.

Un balance con el que mirar ya hacia un futuro en el que el capitán palentino seguirá teniendo al club como prioridad: “Ahora tanto el club como yo nos daremos unos días, y cada uno valorará su parte. Yo, en mi caso, lo que he hecho bien o lo que he hecho mal, mientras que el club tendrá que hacer su reflexión también. Siempre he dicho que me siento a gusto, querido y respetado en Palencia. Valoro todo lo que me ha dado tanto el club como la afición y son los primeros a los que voy a escuchar”.

Sergio García y su equipo, finalistas (Fofo: Estefanía Medina)
  • + Leídas
  • + Recientes
  • Autonómicas