Noticia ► Federación de Baloncesto de Madrid

Clinic de Pascua FBM "Construir un equipo desde la defensa"

4/19/2017 La defensa centró gran parte del VIII Clinic de Pascua, organizado por la Escuela de Entrenadores de la FBM en colaboración con el CB Arganda y el Ayuntamiento de Arganda del Rey. Carlos González y Sergio Jiménez (en la imagen) explicaron la manera de instalar hábitos defensivos en los jugadores, siempre con la responsabilidad individual y el dominio de los fundamentos técnicos como pilares básicos. En su primera charla, Jiménez también habló de los espacios móviles y la distribución de los jugadores en la pista, mientras que Mario Cataluña cerró el clinic con el ataque contra zona desde la línea de tres puntos.
|
Carlos González, entrenador superior y profesor de la Escuela de Entrenador de la FBM, resumió en la primera hora y media de clinic la construccón de una defensa, del 1x1 a un sistema de ayudas. Ante todo, citó cinco elementos importantes. El primero supone desmontar un mito: "Dicen que defender es fácil y se puede hacer solo con narices. ¡No, defender es muy difícil!". Huir del desplazamiento defensivo como principal herramienta, entrenar los fundamentos defensivos todos los días, trabajar situaciones reales de juego y (el más importante) la responsabilidad de cada jugador con su par en el 1x1 fueron los siguientes.

Bajo esas premisas y, con la colaboración de jugadoras de la cantera del CB Arganda, Carlos González trazó su charla en cuatro partes: los fundamentos técnicos de las defensas individuales, aspectos de 1x1 que no se suelen trabajar los suficiente, la defensa al jugador sin balón (2x2, 3x3...) y el sistema de ayudas (ya con 4x4 y 5x5). Entre los fundamentos, el técnico destacó la actitud agresiva ("hay que molestar e intimidar") la distancia correcta, el uso de las manos, no perder la perspectiva del balón y el desplazamiento defensivo. En el segundo apartado, repasó los pasos de aproximación y recuperación, el concepto muro ("¡Hazte grande, asusta!", insistió a una de las jugadoras) y la defensa de la línea de pase. "Si no dominas todo esto, los fundamentos del 1x1, no se puede avanzar", recordó Carlos González antes de pasar a la defensa del jugador sin balón, ya con 2x2 y 3x3. Ahí aparecieron conceptos como los cuadrantes del campo, los pases de distancia o la apertura del triángulo.

Para el final quedó un breve repaso sistema de ayudas, siempre con la responsabilidad de cada jugador como base. En esos últimos minutos de la charla, el técnico recordó normas del 1x1, y dio otras, como defender con la voz, además de consejos: "Tan malo es no dar una ayuda como hacer una que no es necesaria". El objetivo, según Carlos González, es "crear jugadores responsables en defensa e insistir todos los días en que defiendan".

Al día siguiente, el entrenador salmantino explicó los conceptos básicos defensivos, la construcción del equipo a través de la defensa para jugar rápido en situaciones de contrataque: "Para conseguir una defensa fuerte no se necesita mucha táctica, sino hábitos defensivos, y para crear esos hábitos hay tres ideas: la responsabilidad individual, que todos defendemos al balón, y que, pase lo que pase, nadie se para". Con esas tres premisas sujetando la estructura, el objetivo es crear hábitos, conseguir que el jugador defienda de manera natural, porque "la energía, la ambición, la actitud o el compromiso son fáciles de asimilar".

Los ejercicios se destinaron a plasmar estas ideas. Primero, el trabajo de la responsabilidad individual desde situaciones de 1x1, con agresividad ("El jugador que está botando tiene que sentirse presionado") y normas, como tener cabeza frente al balón, las manos a una distancia en que se pueda atacar y la posibilidad de dar dos pasos atrás en caso necesario. "En un 1x1 me pueden rebasar, pero nunca en línea recta al aro", sentenció Sergio Jiménez antes de pasar al 1x1 en recuperaciones defensivas, basado en tres movimientos, "primero sprint, después pasos cortos y, por último, usar las manos". Eso sí, con distintas variaciones según la posición del balón: acción de tiro, pase o bote. Como los demás ponentes, el técnico insistió en el trabajo diario para generar un hábito.

Lo más difícil, en su opinión, es conseguir que todos defiendan el balón porque "en un equipo, siempre hay alguno que descansa". Los ejercicios comenzaron con un 2x2 en un lateral de la cancha, continuaron recordando que "la defensa empieza en el rebote" y alcanzaron el 4x4 para trabajar las posiciones defensivas. Se trata de obligar a que los jugadores corran, "fomentar la energía y ambición del equipo" e integrar la responsabilidad individual con las normas (pasos cortos, uso de las manos...) y las posiciones defensivas.... La charla terminó con ejercicios destinados a aumentar la intensidad, ¡que nade se pare! Sergio Jiménez insisitó en el objetivo último: "Generar hábitos para que los jugadores sean capaces de sacrificarse, leer y anticiparse al juego".

De la defensa se pasó al ataque. En la última charla del clinic, Mario Cataluña puso el foco en el ataque contra zona desde la línea de tres puntos. Lo que no quiere decir que todos los ataques contra zona terminen en triple, porque "hay que buscar el equilibrio". En primer lugar, el técnico insistió en la necesidad de tener un equipo "de gente atrevida, con confianza ciega en que vamos a meter el triple. Valientes y atrevidos. Y también un equipo con buenos pasadores, porque si son malos, solo tendremos malos lanzamientos".

Mario Cataluña recordó la evolución del baloncesto ("Antes contra zona se buscaba la canasta debajo del aro, pero Jorge Garbajosa lo cambió todo en el Mundial de Japón") antes de pasar al trabajo, con penetraciones al centro, pases y triples desde la esquina. Ejercicios de 2x0 que se fueron complicando poco a poco hasta alcanza el 5x4, incluyendo normas como situar a los interiores por detrás de la última línea de defensores y que el base fije a su par con un 1x1 agresivo.

El 5x5 arrancó contra una zona 2-3, comenzando en carrera y con el objetivo de buscar un triple liberado. El técnico aconsejó meter presión a los jugadores entre los entrenamientos simulando situaciones reales de partido ("¡Vamos tres abajo, necesitamos un triple!"). Las series cortas continuaron contra zonas 3-2 y 1-3-1, ya no solo en busca del triple sino también de la penetración. Anotar como último objetivo. De los ataques cortos se pasó a otros más largos, insistiendo en detalles como el timing o subir al poste alto por la espalda del defensor. Para el final, Mario Cataluña dejó un par de trucos basados en el efecto sorpresa: triples muy rápidos desde saque de banda y línea de fondo.

  • + Leídas
  • + Recientes
  • Autonómicas