Noticia ► LIGA LEB PLATA

Iván Martínez, el repetitivo “fichaje” invernal del líder Covirán

2/15/2017 Inició la temporada como uno de los pilares del Covirán Granada pero como si de un calco del año anterior se tratara, la enfermería se convirtió en su nuevo centro de trabajo tras la disputa del primer encuentro liguero. Cuatro meses después, el exterior vallisoletano se encuentra de vuelta para poder ejercer como el mejor “fichaje” invernal de un líder dispuesto a dar el zarpazo definitivo en el tramo final del curso.
|

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

Corría el pasado mes de octubre cuando, en una de las sesiones de entrenamiento del Covirán Granada, saltaban de nuevo las alarmas. Como si del peor de los déjà vu se tratara, el exterior vallisoletano Iván Martínez caía sobre la pista sufriendo una lesión muscular en el isquiotibial de su pierna derecha que hacía que la historia se repitiera de nuevo un año después.

Y es que, con apenas un partido de Liga disputado, el fantasma de las lesiones se apoderaba de nuevo de un jugador para el que los dos últimos años habían transcurrido entre quirófanos  y consultas médicas. Obligado a parar, los primeros pronósticos le auguraban un mes alejado de los terrenos de juego pero una recaída quiso que los plazos se alargaran y que no haya sido hasta el cuarto mes cuando el exterior vallisoletano haya podido vestirse de nuevo de corto.

Un periodo en el que ha tenido que ver desde el banquillo como su equipo conquistaba la Copa LEB Plata primero y el liderato de la competición después, dos objetivos a los que contribuyó activamente con sus ánimos desde la banda y en los que ha irrumpido de nuevo con fuerza para convertirse en el mejor fichaje invernal de los de Pablo Pin.


Iván Martínez: “Han sido cuatro meses realmente largos”

Con la habitual calma que siempre le acompaña nos recibe desde las entrañas del Palacio de los Deportes de Granada un Iván Martínez ligeramente más aliviado en esta ocasión que durante nuestras últimas charlas. Y tiene motivos para ello una vez superada su tercera lesión grave en algo más de año y medio para poder disputar -al fin- sus primeros encuentros de la temporada con la elástica nazarí.


Iván, comenzabas la temporada con mucha ilusión tras dos años sufriendo por las lesiones y… de nuevo vuelta a empezar. ¿Cómo han sido estos cuatro meses?

“Pues han sido cuatro meses realmente largos, de muchas dudas, muchas preguntas y pocas respuestas. Quizás el peor momento fue el día de la recaída en pleno proceso de recuperación porque ahí te das cuenta de que todo el trabajo realizado hasta ese momento apenas sirve de nada ya que tienes que volver a empezar. Lo vi todo demasiado negro pero, con mucha paciencia y mucho apoyo, por fin hemos podido ver la luz al final del túnel que, al fin y al cabo, era el objetivo prioritario”.


Imagino que uno de los momentos más difíciles de estos meses habrá sido el ejercicio de responsabilidad que te llevó a perderte la final de Copa LEB Plata aun sabiendo que estabas a unos días de recibir el alta médica.

“Fue una semana muy complicada para mí, las sensaciones eran buenas, e incluso el día de la Copa me encontraba bien ya que antes del calentamiento, realizando mi parte de trabajo, noté bien la pierna, pero era consciente de que el equipo traía una buena dinámica y que después de 4 meses era muy complicado el poder ayudar en un partido de esas características. Tenía plena confianza en que mis compañeros no me iban a necesitar ese día así que decidí que lo más sentado era esperar y, a partir de la siguiente jornada, poder unirme al equipo”.


¿Cómo ha sido ese retorno a las pistas y, sobre todo, con qué sensaciones te has encontrado en tu regreso?

“El retorno ha sido sobre todo un alivio, hemos trabajado mucho durante muchos meses y esta era la forma de ver la recompensa a todo ese trabajo. Han sido muchas horas con Alberto -el fisioterapeuta- y fue una de las personas por las que más me alegre junto con mi familia y mi novia de poder regresar. Era una forma de dar las gracias por tanto apoyo y trabajo estos meses. Ahora han pasado varias jornadas y estamos inmersos en el proceso de readaptación tanto a la pista como al equipo. Las semanas van pasando y se nota para bien, la pierna responde bien y mi cabeza se va quitando las telarañas y encontrando su sitio. Obviamente todavía queda tiempo para poder estar a un nivel óptimo pero las sensaciones son buenas de momento”.


Con el equipo perfectamente rodado y en buena dinámica, ¿resulta un poco más complicado el poder arañar minutos cuando uno viene de una lesión como la sufrida?

“Este año tenemos la suerte de tener un grupo más amplio y con jugadores polivalentes lo que nos permite suplir las bajas que podamos tener en determinados momentos entre todos y evita que tengamos dependencias o necesidades ante la falta de algún jugador. Por eso ahora mi papel consiste en ir entrando en esa dinámica, cogiendo el ritmo de mis compañeros y aportando granitos de arena para seguir con la progresión que lleva el equipo”.


Hablemos del equipo. Después de la conquista de la Copa LEB Plata y el asalto al liderato, ¿cómo ves al vestuario? ¿Motivados a la hora de poder luchar por la primera plaza?

“La Copa LEB Plata fue un gran impulso para nosotros pero principalmente sirvió para ver que nuestro trabajo hasta esa fecha había sido bueno. Veníamos de dos derrotas, dolorosas ambas, que habían sembrado alguna duda entorno al equipo pero dentro del vestuario éramos conscientes de nuestros errores y nuestra línea de trabajo seguía intacta. Entramos en la recta final de la competición y sabemos que no hay partido fácil, por eso, ahora más que nunca, tenemos que confiar en el trabajo que nos ha traído hasta aquí apretando al máximo durante la semana para conseguir reflejar ese esfuerzo en los partidos. Ante una liga tan igualada y con muchos equipos en apenas 2 victorias es fundamental dar importancia y exigirnos en nuestro trabajo diario”.


¿Pesa mucho esa presión añadida que supone el que todos os señalen como el principal favorito al ascenso o ejerce más como una motivación?

“Dentro de nosotros no tenemos esa presión porque no trabajamos con ese pensamiento. Marcamos objetivos más cortos, pensando en nuestro siguiente rival, sin mirar más allá en la clasificación o el calendario porque ese tipo de pensamientos muchas veces generan despistes que se pagan muy caros. Ahora mismo nuestra mirada está en Albacete, un equipo que nos creó problemas en su campo y que vendrá a Granada con mucho hambre”.


¿Te atreves a lanzar un pronóstico para lo que resta de temporada?

“Todavía quedan bastantes jornadas hasta conocer lo que va a pasar al final y con tanta igualdad seguro que será un final de liga emocionante y esperemos seguir en la pelea como hemos hecho hasta ahora”.



Estadísticas 2016/17 - Iván Martínez:

Partidos jugados: 4
Minutos: 15,59 p.p.
Puntos: 4,3 p.p.
Rebotes: 2,3 p.p.
Asistencias: 1,8 p.p.
Recuperaciones: 1,5 p.p.
Faltas recibidas: 1,8 p.p.
Valoración: 4,5 p.p.



Trayectoria deportiva
-
Iván Martínez:

Categorías Formación San Francisco y CB Valladolid

2006/08: CB Valladolid (Junior)
2008/09: CB Valladolid (Liga EBA)
2009/10: Promobys Tíjola (LEB Plata)
2010/11: IF Clínicas Rincón (LEB Oro)
2011/12: CB Tarragona (LEB Oro)
2012/13: Palencia Baloncesto (LEB Oro)
2013/14: CB Valladolid (Liga Endesa)
2014/15: MyWiGo Valladolid (LEB Oro)
2015/17: Covirán Granada (LEB Plata)

Iván Martínez, de vuelta a las pistas (Foto: Fermín Rodríguez)
  • + Leídas
  • + Recientes
  • Autonómicas