Noticia ► LEB ORO

Cáceres P. Humanidad, tras el retorno llega la consolidación

9/23/2016 Salvaron con la mejor nota posible una exigente campaña de regreso a la Liga LEB Oro y es por ello que el Cáceres Patrimonio de la Humanidad afrontará ahora la nueva temporada a la búsqueda de una consolidación por la que pelearán tanto con la renovación de su sólido bloque nacional como con una importante apuesta por algunos de los principales referentes de la pasada LEB Plata. Un nuevo reto para un Ñete Bohigas comprometido como nadie con el proyecto de su tierra.
|

PABLO ROMERO / ÁREA DE COMUNICACIÓN FEB

40 minutos en el Multiusos son “molto longo”... Con esa sensación se marcharon el pasado curso de la capital extremeña la gran mayoría de sus visitantes tras caer derrotados a manos de un Cáceres Patrimonio de la Humanidad que cumplió con ese sueño común para todo equipo durante la pretemporada y con el que sus técnicos tratan de convertir su pabellón en un fortín.

Todo un sueño cumplido por parte de un vestuario que supo devolverle a su entrenador la confianza depositada en el bloque del ascenso en un año en el que la soberbia temporada protagonizada por sus jugadores fue sin lugar a duda el mejor aliciente para que una ciudad histórica del baloncesto se reenganchara con fuerza a su equipo.

Y todo ello pese a la plaga de lesiones sufrida por el equipo a lo largo de una competición en la que el coraje de la entidad presidida por José Manuel Sánchez les llevó a disputar unos playoffs por el ascenso en el que su 3-0 en contra ante el a la postre campeón, pudo a ver sido muy diferente si no hubiera sido por las dos derrotas cosechadas en sendas prórrogas. Una sensación ligeramente agridulce para sus protagonistas y que ejercerá ahora como la mejor motivación posible de cara a una temporada con ilusiones renovadas.


Ñete Bohigas, con la responsabilidad de un sentimiento:

Costaría entender la historia reciente del Cáceres Patrimonio de la Humanidad sin la presencia de un Ñete Bohigas que ejerció dos años atrás como el hijo pródigo de un proyecto para el que se había marcado un objetivo: devolverlo al lugar que por historia debía corresponderle.

Así llegó el ascenso de Plata a Oro primero y la consolidación en la Competición después avalando de este modo su continuidad en un club para el que ejerce cada verano como la primera piedra y del que se siente especialmente orgulloso: “Estoy muy satisfecho por cómo están saliendo las cosas ya que cuando se me encomendó el reto de devolver al club a la LEB Oro sabía que no iba a ser algo sencillo. El haberlo conseguido y el haber podido superar el ese primer año con todas las dificultades que tuvimos llegadas a modo de lesiones alcanzando incluso los playoffs hace que debamos sentirnos orgullosos del trabajo realizado. Ahora pasamos página y una vez asentados comenzamos un nuevo año con una apuesta fuerte por nuestra cantera dando minutos a los jóvenes ya desde la pretemporada para que tengan un peso específico que se pueda ver reflejado lo antes posible en el primer equipo”.

Con esta premisa se inició la construcción de un plantel para el que Ñete tenía más que claro el punto de partida: “Si algo tuve claro es que quería mantener en el equipo al núcleo duro de jugadores nacionales que nos ayudó a meternos en los playoffs por el ascenso la temporada pasada. Marco, Parejo, Pérez, Corrales y Toledo eran mis prioridades y así lo entendió también el club ya que no sólo era bueno para el equipo sino también de cara a la afición ya que son jugadores que sienten el proyecto y que tienen una buena sintonía con la grada. Ellos eran la base sobre la que quería comenzar a construir un equipo para el que el presupuesto se ha visto reducido esta temporada y en el que hemos decidido apostar por la apuesta que tan buenos resultados nos dio el año pasado trayendo al equipo a gente que venía de hacerlo muy bien en LEB Plata como Marcius y Riaukas viendo como a partir de ahí nos podíamos mover. Buscábamos jugadores diferentes y con ellos terminamos de completar un grupo con el que estamos muy satisfechos”.


La plantilla del Cáceres P. Humanidad vista por su técnico:


Bases:
José Antonio Marco y Guille Corrales

La terna de bases del conjunto extremeño se verá reducida este año a una esperanzadora dupla que será la encargada de guiar al equipo sobre la cancha. Un puesto en el que la marcha de Álvaro Frutos entregará una dosis más de responsabilidad tanto a todo un “veterano” del vestuario como Jose Marco como a un joven Guille Corrales que está llamado a dar un paso al frente.

Así lo cree su técnico de cara a una campaña en la que tendrá toda su confianza: “Desde el club hemos apostado mucho por Guille después de una extraordinaria temporada en la que se defendió muy bien dentro de una plantilla en la que era el tercer base. En el día a día fue todo un ejemplo para sus compañeros transmitiéndoles cuál debe ser la intensidad defensiva con la que un jugador debe saltar a la pista y eso hizo que apostáramos fuerte por él de cara a un año en el que va a ganar protagonismo en nuestro juego. A eso hay que unirle que es el complemento perfecto para José Antonio Marco, un jugador del que su experiencia y su conocimiento del juego, su capacidad para saber llevar el rimo de partido o la forma en la que obtiene ventajas a través del bloqueo hicieron que fuera para nosotros una prioridad a la hora de dar forma al equipo”.

 

Aleros: JC Fuller, Nikola Rakocevic, Luis Parejo y Carlos Toledo

Dentro de esa apuesta por la continuidad realizada por el club no podía faltar la renovación de su buque insignia, un Luis Parejo que llegó a Cáceres tres años atrás para sentirse importante y que terminó por convertirse en el héroe del ascenso con aquel inolvidable triple que es ya parte de la historia.

Un jugador indispensable en los esquemas del equipo y cuya presencia en el vestuario ejerce cada verano como el comienzo del proyecto: “Luis es un grandísimo profesional, yo lo conocía de categorías inferiores de la Selección y sabía el tipo de jugador que era pero él ha encajado muy bien en una ciudad a la que está unido incluso por vínculos personales y en la que es feliz. Está muy ligado al club y siente el proyecto como algo suyo por lo que no podríamos tener un capitán mejor para un grupo al que transmite una cantidad importante de valores en el día a día. Sin lugar a duda este es el mejor complemento posible para todo aquello que nos ofrece sobre la pista donde es uno de los jugadores más importantes en su posición ya no sólo en nuestro equipo sino incluso la competición”.

A él se unirán este año unos Carlos Toledo y Nikola Rakocevic de vuelta a Cáceres a la búsqueda de unos minutos con los que seguir creciendo como jugadores: “Carlos fue una apuesta del club con un contrato de tres años. El primer año nos acompañó en Plata y el año pasado decidimos cederlo a Ávila donde lo hizo realmente bien llegando incluso a regresar al equipo en el tramo final de la temporada. Ahora está en un momento importante de su carrera deportiva en el que debe dar un paso al frente sabiendo que ya no es ese joven que tendrá unos pocos minutos, este año tendrá protagonismo y será importante por lo que espero que su rendimiento esté a la altura de las exigencias de una competición en la que presentará un cambio físico importante. Por su parte, a Rakocevic lo trajimos dos años atrás para nuestro primer proyecto de plata y coincidiendo con un momento no muy bueno para él en lo personal y en lo deportivo. Le dimos la oportunidad de poder gozar de minutos y su respuesta fue muy buena por lo que en esta ocasión ha decidido volver con nosotros buscando que la situación se pueda repetir tras un año en el que ha crecido a nivel personal y deportivo. A hecho una buena pretemporada y creo que vamos a sacar lo mejor de él”.

Y aunque en un principio la nómina exterior debía cerrarse con la incorporación de Chris Page su intención de rescindir el contrato firmado ha llevado hasta el vestuario a un JC Fuller que podría ganarse muy pronto un hueco en el equipo: “Ahora mismo se encuentra a prueba con nosotros en una posición en la que buscábamos un dos que durante la temporada pudiera ayudar en momentos concretos al uno. Durante estos días nos ha aportado lo que nos faltaba por el momento con una buena condición física, rapidez y una buena capacidad tanto para poder poner el balón en el suelo como para el 1x1. Por nuestra forma de jugar somos un equipo muy ordenado en el que él podría llegar a salirse un poco de ese orden cuando fuera necesario”.

 

Pívots: Sergio Pérez, Zigymantas Riauka, Alberto Cano, Ragnar Nathanaelsson y Sandi Marcius

Y tan importante como Luis Parejo será para el grupo un Sergio Pérez “movido” este año a la pintura dando de este modo continuidad al trabajo realizado el pasado curso en la capital extremeña: “La construcción de la plantilla se orientó con Sergio Pérez como cuatro tras el buen final de la temporada pasada en la que nos aportó mucho en esta posición. Para el vestuario es todo un ejemplo tanto personal como profesional, este año ha llegado realmente bien y con la ilusión de un chaval joven y eso es precisamente lo que buscamos en el día a día. Personalmente estoy encantado de tener y aunque sea una obviedad hay que recalcar que es un jugador sumamente importante para nosotros”.

Un experimentado jugador de LEB Oro que está flanqueado por dos apuestas llegadas desde la LEB Plata tanto con Zigymantas Riauka como con un Sandy Marcius que batió el pasado curso el récord de valoración de la competición: “Vienen de hacerlo realmente bien y aunque sabemos que en un primer año en Oro es realmente difícil el poder mantener los números tenemos la sensación de que pueden ser jugadores importantes en la competición. Sandy es un jugador realmente sólido que hace casi todo bien, crea desde el poste bajo, tiene un buen rango de tiro de 4-5 metros, rebotea en ambos aros… En él se debe basar nuestro juego desde el poste bajo mientras que Riauka, por su capacidad física y su inteligencia, podrá jugar algo más alejado del aro pudiendo coincidir con Sandy desde el cuatro o darnos incluso en el cinco”.

Tampoco faltará la apuesta llegada desde Europa con la incorporación de un Ragnar Nathanaelsson que se estrenará en una LEB Oro a la que mantiene en vilo con una prometedora envergadura: “Sin lugar a duda es una de nuestras principales apuestas ya que sus 2,18 nos llamaron mucho la atención ya no sólo por lo que se representan sino por su movilidad ya que es capaz de moverse como si fuera un 2,04. Todavía tiene que aprender mucho a nivel táctico pero tiene la experiencia de haber jugado con su Selección lo que nos hace intuir que a largo plazo puede tener un gran crecimiento”.

La rotación interior así como la plantilla se complementará con la presencia de uno de los jóvenes de la casa, un Alberto Cano dispuesto a ayudar al equipo: “El año pasado fue ya muy importante a la hora de echarnos una mano en el día a día debido a las lesiones. Es un jugador muy joven, aún por hacer y con un amplio margen de mejora pero un jugador que pese a su juventud se equivoca poco. Queremos meterlo en dinámica para que sea el mejor espejo para una cantera que debe ver que en Cáceres se puede llegar al primer equipo”.


A la búsqueda de un estilo con el que poder mirar alto:

Mantendrán su bloque nacional pero variarán su estilo de juego respecto al pasado curso tras la notable reconversión de algunas de sus piezas más importantes. Con este hándicap ha iniciado la temporada un Cáceres Patrimonio de la Humanidad para el que la pretemporada no está siendo tan tranquila como a su técnico le hubiera gustado con diversas lesiones condicionando el trabajo programado.

Pese a ello, el técnico extremeño continua trabajando con intensidad con un grupo a la búsqueda de un estilo propio: “Este año presentaremos cambios ya que el equipo varía bastante. El año pasado tuvimos jugadores que rindieron a un altísimo nivel y que determinaron mucho nuestro juego pero no pudimos mantenerlos en la plantilla por lo que en estos momentos nos encontramos en una fase de reconstrucción. Estos días buscamos la complicidad, el poder vernos y entendernos como grupo a la búsqueda de una evolución que en la pretemporada se ha visto condicionada por las lesiones y que ha retrasado ligeramente el trabajo”.

Algo más claro tienen en Cáceres los objetivos para una campaña en la que la estabilidad pasará de nuevo por una permanencia que permitirá, una vez asegurada, pensar en objetivos mayores: “Nuestro objetivo el año pasado era pelear por no perder la categoría y terminamos metiéndonos en playoffs por lo que la idea para este año debe ir un poco en ese sentido. En primer lugar debemos adaptarnos a la Liga y tratar de ser competitivos desde la primera jornada a la búsqueda del mejor juego posible. Debemos tener los pies en el suelo y saber que con un bajón presupuestario el objetivo debe ser siempre la permanencia pero sin renunciar a esa ilusión con la que saltamos a la pista cada día y que nos lleva a pelear para poder estar lo más arriba posible”.

Y para ello será indispensable el apoyo de una masa social reconciliada con el baloncesto durante los últimos años y que volverá a ejercer como pieza clave del proyecto: “La gente que acuda este año al Multiusos se va a encontrar con caras conocidas sobre la pista, gente que lleva varios años batiéndose el cobre por el club y que este año van a necesitar que estén junto a ellos desde el primer día. El año pasado ganamos a prácticamente todos los equipos en casa y este año queremos seguir con su ayuda por un camino parecido aun siendo conscientes de que esta va a ser la mejor Liga LEB Oro de los últimos años por la calidad de las plantillas que se han formado. Hay seis plantillas cuyo objetivo puede ser únicamente el ascenso y eso le va a dar un empaque importante a una competición en la que tendremos que poner sobre la pista más que nunca para poder competir demostrando que club y afición somos gente entregada”.

Ragnar Nathanalesson, el techo de la liga (Foto: CB)
  • + Leídas
  • + Recientes
  • Autonómicas